NUESTROS CHICOS Y DOCENTES SE HACEN CARGO… Y VOS?

A lo largo del tiempo que transcurrió desde que iniciamos este camino intentando sumar un granito de arena en la construcción de conciencia ambiental en nuestra región, nos hemos llenado de satisfacción, orgullo y a la vez de una incipiente indignación al ver que los pequeños dueños del planeta donde habitamos temporalmente los adultos, son quienes se están haciendo cargo del problema que no generaron.

No heredamos la tierra de nuestros padres, la tomamos prestada de nuestros hijos

JAMAS echan culpas, JAMAS reclaman, JAMAS se sientan a esperar que quienes provocaron el problema, SE HAGAN CARGO. Ellos sólo SE OCUPAN, aprenden, analizan, ven y ACTÚAN.
De las charlas que compartimos no solo nos llevamos la satisfacción de haber contribuido al menos con un granito de arena, nos llevamos la plena convicción de saber que varios de esos chicos van a tomar la iniciativa y que tomarán mejores decisiones que nosotros.

Lo que cambia nuestro planeta es la CONCIENCIA, lo que crea la CONCIENCIA es la EDUCACIÓN

Muchas familias comprenden el valor de incluir el amor y respeto por su medio ambiente como parte de los valores fundamentales para que sus hijos sean no solo sean buenos ciudadanos sino también buenos habitantes de este planeta. Entender el valor solidario y social que encierra el cuidado del medio, no solo permite que los chicos desarrollen el espíritu de preservación de su entorno particular, también aprenden a empatizar con el resto de los seres con los que comparten el planeta y el valor de ocuparse de temas que implican un beneficio para el prójimo, sea este un humano o no humano.

La docencia no es solo trasmitir conocimientos sino educar en valores democráticos y solidarios

Hace ya casi seis años hicimos nuestra primera y única presentación ante el Consejo Escolar del Municipio de La Costa en Buenos Aires, solicitando la posibilidad de acceder a nuestras escuelas para transmitir humildemente lo que habíamos aprendido sobre el valor de cuidar y proteger el ambiente ademas de sembrar la curiosidad sobre el tema en los mas chicos. Aunque esa autorización lamentablemente jamas existió, pudimos cumplir ese sueño gracias a la vocación increíble de muchos de los docentes que tenemos la suerte de tener en nuestras escuelas, profesionales con una vocación que va mas allá de lo que figura en sus libros de estudio y que trabajaban o comenzaron a hacerlo, en los valores que permitirán que sus alumnos logren vivir  en un planeta mas sano con todo lo que ello implica. La comunidad debe estar sumamente agradecida por contar con directivos, docentes, auxiliares y profesores que proactivamente, se ocupan del futuro ambiental de sus chicos.

El camino hacia un mundo sustentable es largo y duro, pero sabemos que lo vamos a lograr gracias a las familias, directivos, auxiliares y docentes que tenemos la suerte de tener en la zona. Cada vez somos mas en el equipo que quiere y trabaja por dejar un mundo mejor a los mas chicos

Comentários no Facebook